Yemas dobles

Solapas principales

Compartir en las redes sociales

Ingredientes:

Una taza de yemas de huevo, 2 tazas de azúcar blanca, 2 tazas de agua, 1 cucharada polvo de hornear, 1 cucharadita de vainilla, 2 rajitas de canela, 2 tiras de corteza de limón, y 6 gotas de zumo de limón.

Preparación:

En un recipiente de cristal bata las yemas y añádale poco a poco el polvo de hornear. La mezcla quedará bien espesa.

En una cacerola bajita o en un sartén hondo eche el agua, el azúcar, la canela y las tiras y el zumo de limón. Ponga el recipiente a fuego mediano y cuando el contenido comience a hervir, tome porciones de las yemas batidas con una cuchara y échelas dentro con cuidado. Repita la operación las veces que sea necesario. Tenga cuidado de que el almíbar no hierva a borbotones para que no se rompan las yemitas.

Cocínelas dándoles vueltas por los dos lados aproximadamente un minuto. Sáquelas y colóquelas en una fuente honda.

Cuando termine de pasar las yemas, retire el almíbar del fuego, deje que se refresque y pásela por un colador. Añádale la vainilla, revuelva para que se mezcle bien y viértala sobre las yemas dobles.

Yemas acarameladas

Ingredientes:

Una taza de yemas, 7 tazas de azúcar, 1 cucharadita de vainilla, agua.

Preparación:

Se pone al fuego un recipiente con dos tazas de azúcar y una de agua para hacer el almíbar. Cuando el almíbar tenga punto, se baja del fuego y se deja enfriar.

Ponga las yemas en una fuente honda y bátalas. Vierta sobre las yemas el almíbar sin dejar de remover continuamente para que no se hagan pelotas. Bien mezclada la composición, se pone a fuego mediano moviéndola continuamente hasta que se vea el fondo del caldero.

Se baja y se aromatiza con la vainilla y se hacen pequeñas bolitas.

Se hace un caramelo y se va pasando las bolitas una a una por el mismo. Quedaran uniformes. Se colocan en una fuente previamente engrasada con mantequilla.