Cosecheros avileños van a por más frijoles este año

Los agricultores de la provincia de Ciego de Ávila van a por más en la presente campaña, después de haber cosechado cinco mil toneladas de frijoles en 2017, lo cual contribuyó a la sustitución de importaciones.

El propósito es sobrepasar la cifra en el presente año, con la siembra de más de dos mil hectáreas, aunque ha habido dificultades con la llegada a tiempo de los fertilizantes y herbicidas para proteger las plantaciones y mejorar los rendimientos.

Las lluvias de noviembre y diciembre afectaron más de 900 hectáreas, pero los agricultores estatales, cooperativistas y campesinos redoblan esfuerzos para sobrepasar los volúmenes del período precedente, el más alto de los últimos seis años, dijo a la ACN el ingeniero Humberto Ortega, especialista de la Agricultura.

Ortega significó que la cantidad recolectada en 2017 garantizó el abastecimiento a la canasta familiar normada de los avileños, el turismo, el consumo social, el procesamiento industrial enlatado y las ventas liberadas,tanto del frijol negro como rojo, blanco y bayo.

Sin embargo, todavía en puntos fijos y carretilleros ambulantes se comercializa este nutriente a 10 pesos cubanos o más la libra del rojo, muy por encima de los precios oficiales, lo cual indica que las tarifas dependen del aumento productivo.  

Para alcanzar y sostener acopios altos, la empresa de cultivos varios La Cuba acomete inversiones del grano en la unidad Tres Marías con maquinarias de moderna tecnología en su polo productivo, que incluye también las cooperativas Paquito González, Revolución de Octubre y 26 de Julio.

Carlos Blanco, director de la entidad, precisó que la palabra de orden es satisfacer la demanda de la población y ahorrar moneda libremente convertible, mediante el empleo de cultivos mejor adaptados a las diversas condiciones ambientales, a partir del correcto uso de la técnica y la ciencia.

Blanco puntualizó que la calidad de la semilla es fundamental para que haya rendimientos por hectárea de 1,2 toneladas, aunque en esa zona del municipio de Baraguá hay productores que superan ese indicador.

Aproximadamente el 80 por ciento del frijol que se cosecha en Ciego de Ávila está en las manos del sector cooperativo-campesino, según funcionarios de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños. (ACN)