Vicepresidente cubano insta a mayor uso racional del suelo

El vicepresidente cubano José Ramón Machado Ventura instó a los trabajadores de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar a lograr un uso más racional del suelo, para aumentar la productividad y el rendimiento.

Machado Ventura resumió la reunión de balance nacional de la labor de ese movimiento en 2017, encabezada además por el ministro de Agricultura, Gustavo Rodríguez, la jefa de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar, Elisabeth Peña, y otros funcionarios.

Señaló que todavía falta mucho en el desarrollo de la agricultura en el país, actividad que requiere mayor empleo de la forma de intercalar los cultivos para aumentar el aprovechamiento de la tierra y su repercusión en la economía.

No puede haber suelos ociosos, mas cuando se importan aún frijoles, maíz y cereales, algunos de los cuales el país puede producir, significó.

El vicepresidente también llamó a afianzar más la gestión exportadora y profundizar en ese terreno, pues los productos agrícolas cubanos tienen mercado. No podemos aspirar solo al autoabastecimiento de alimentos, subrayó.

Trasmitió un mensaje del presidente Raúl Castro a los integrantes del movimiento, a quienes este felicitó por los avances que se aprecian y señaló la necesidad de avanzar aún más en esa dirección y no conformarse con lo logrado.

En nonmbre de los trabajadores de la agricultura urbana, suburbana y familiar, Peña entregó a Machado Ventura un reconocimiento dirigido a Raúl Castro por la contribución de éste al nacimiento y desarrollo del movimiento.

También el vicepresidente exhortó a trabajar no solo en el aspecto cuantitativo, sino también en el cualitativo, en lo que Cuba cuenta con ventajas en relación con otros países, al disponer de suficientes ingenieros y especialistas, laboratorios y centros científico-técnicos vinculados al sector.

En la reunión se abordaron aspectos como la contribución de esta agricultura a la producción de frutales y medicamentos naturales.

Sobre esto último, el ministro Rodríguez destacó que ya se cuenta con 175 clases de fármacos naturales, del cuadro básico de 800 medicamentos que el país posee.

Actualmente se obtienen 75 millones de frascos de productos medicinales naturales y se aspira lograr 100 millones de unidades, lo que demanda no menos de mil 500 toneladas de masa vegetal.

Durante 2017, pese a las afectaciones del huracán Irma y las continuadas lluvias, el programa de Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar produjo un millón 268 mil 276 toneladas de hortalizas y condimentos frescos, frente a un plan de un millón 262 mil toneladas, según precisó Peña.

Las provincias de mejores resultados fueron Villa Clara, Artemisa, Santiago de Cuba y La Habana.(PL/Sierra Maestra)